La Francia medieval: Ruta por el sur de Francia

Para los amantes del  turismo rural  y forofos de la cultura medieval este recorrido por los pueblos y  alrededores de Occitania, hará que tus vacaciones en Francia sean espectaculares.

Najac

Es un pintoresco pueblo con una calle principal larga que termina con una fortaleza que corona la cima de la colina donde está el emplazamiento. Pasear por las estrechas callejuelas y visitar  la Iglesia de Saint-Jean de Najac una de las primeras iglesias góticas de los siglos XII y XIV. También podremos cruzar el Puente Saint Blaise como hacían los  peregrinos que se dirigían hacia Santiago de Compostela desde el siglo XIII.

La Couvertoirade

Una preciosa ciudad amurallada construida a partir de los restos de la antigua comandancia  templaría  fue fundada a principios del siglo XII, pero tras la desaparición de los templarios, paso a manos de la Orden de los Hospitalarios, ahora conocida como la Orden de Malta. Todos aquellos que paseen por sus calles, y vean la uniformidad de sus casas de piedra, los muros, el enclave geográfico, se sentirán como si se hubieran transportado al medievo.

Rocamadour

Lo peculiar de este pueblo es que sus edificios están construidos sobre una pared vertical de unos 120 metros de altura  de piedra caliza en la ladera de la montaña.

Los visitantes podrán disfrutar del santuario de  Notre Dame, donde podrán encontrar la Virgen Negra, es una estatua esculpida en el siglo XII.

También podrán ver la curiosa grieta del exterior donde hay una espada clavada en la roca, se dice que es la Durandal, la espada del héroe Roldán.

Conques

A unos 80 km al norte de Najac se está entrañable comuna francesa se encuentra en el valle del río Dourdou, en el sur del país  es un enclave  donde sigue manifiesta la cultura medieval franca en sus edificaciones, la principal de ellas es la abadía de Sainte-Foy, donde podrás ver el tesoro escondido allí por los habitantes del pueblo. Es sin duda uno de los lugares que no puede faltar en tu viaje al sur de Francia.

 

Sima de Padirac

Por último este enclave natural hará de tu viaje una experiencia única .La sima de Padirac, (gouffre de Padirac) situada en Lot, al sur de Francia, es una imponente abertura de 35 metros de diámetro y una profundidad de 103 metros de la que parte un rio subterráneo y que en su gran parte es navegable en una barca, pudiendo disfrutar de los colores de las sales en las paredes y techos de la sima, es toda una experiencia que no puede faltar en tu ruta.