Puertas correderas ¿Merece la pena instalarlas?

Es habitual que uno de los temas principales al hablar de reformas integrales sea el de ganar espacio. Ya sea en una casa, un piso, un chalet o una oficina, el espacio es algo muy importante.

En este artículo vamos a centrarnos en el aprovechamiento del espacio gracias a las puertas correderas.

 

Cómo ganar espacio con las puertas correderas

Instalar puertas correderas es una de las mejores maneras de ganar espacio en una vivienda. Con estas reformas integrales Madrid aprovechamos mejor las paredes y eliminamos puntos muertos.

Por un lado nos encontramos con puertas correderas que comunican estancias y por otro, las de los armarios.

 

Ventajas e inconvenientes de estas puertas

  1. Las puertas correderas optimizan mejor el espacio interior de una vivienda. Por lo tanto es la opción ideal para casas de pequeño tamaño. También sirven en casas grandes ya que dan un aspecto muy elegante.
  2. Las posibilidades de decoración son múltiples. Podemos elegir el material que más pegue con nuestra casa: madera, cristal vinilado, cristal transparente…).
  3. La instalación de puertas correderas hará que ganemos amplitud y luminosidad. Un buen truco es instalar unas vidrieras para que se deje pasar la luz de una estancia a otra.
  4. Podemos conseguir dividir estancias de una manera muy elegante y ganar espacio así en las dos habitaciones.

 

Materiales

Por un lado tenemos las puertas correderas de cristal (tanto transparente como vinilado). Este material tiene la ventaja de dar ligereza a la estancia por lo fino que es el cristal (1 cm de vidrio). Dejan pasar la luz , por lo que se aporta luminosidad a cada una de las estancias que divide.

Por otro lado nos encontramos con las puertas correderas de madera lacada, que tienen más grosor que las anteriores (unos 4’5 cm). Aportan más continuidad y hacen de elemento separador cuando están cerradas.

Si lo que buscamos es calidez y elegancia, entonces optaremos por la instalación de unas puertas de madera de nogal americano. Todo depende del estilo de tu casa y tus gustos.

Si hablamos de las puertas que comunican estancias, existen dos modelos:

  • Las que se desplazan sobre la pared
  • Las que se desplazan por el interior de la pared.

Puertas correderas que se desplazan sobre la pared

Se trata de puertas que se deslizan en paralelo a la pared, por lo que no podremos instalar nada en ese espacio de apertura. Además, dependiendo del ángulo en el que nos encontremos, podemos ver el interior de la otra estancia.

Como ventajas encontramos que suelen ser más económicas y podremos contar con instalaciones eléctricas sobre la pared.

Puertas que se desplazan por el interior de la pared

Con este método se aprovecha el hueco de la pared para incrustar la puerta corredera, por lo que el principal inconveniente será el coste. Además, al contrario que en el anterior ejemplo, se hace imposible contar con instalaciones eléctricas.

La gran ventaja de estas puertas es la posibilidad de instalar mobiliario en la pared. También es la opción con la que más espacio ganamos, puesto que la puerta, al estar abierta, queda escondida en la pared.

Esta suele ser la opción más demandada por los clientes. Es necesaria la instalación de un casoneto en la pared sobre el que reposará la puerta. Además, podemos decorar la puerta como deseemos, incorporando por ejemplo una serie de vidrieras para dejar pasar la luz entre estancias.

En cualquier caso, elijas la opción que elijas, te asesoraremos de manera personalizada. Tus reformas integrales ya no serán un quebradero de cabeza, tendrás los mejores resultados. ¿A qué esperas para pedir tu presupuesto?