Ibedrola, a la caza de Irlanda

La energética española ha sido noticia en los últimos días gracias a haber resultado ganadora de un importante concurso energético en Irlanda. En dicho evento, las empresas que se presentasen tenían que dar a conocer un proyecto sobre cómo sería la construcción de una superbatería. Y ha sido precisamente Iberdrola la firma que ha resultado ganadora al desbancar al resto de rivales y hacerse con la victoria. De esta manera, la energética española tendrá que construir en los próximos meses una macrobatería de 50 megawatios en la isla. Concretamente será en el condado de Meath.

La filial de la española en este territorio ya está trabajando en la construcción de una batería de dimensiones parecidas en Eaglesham Moor, una localidad muy próxima a Glagow. Y es que es importante destacar que la firma española posee en Escocia el campo eólico más grande de Reino Unido.

Iberdrola

A partir del año 2021

Será a partir del próximo verano de 2021 cuando Iberdrola comenzará a dar los primeros pasos de este nuevo proyecto, que promete ser uno de los más importantes de la compañía durante los próximos años. Para su construcción, las entidades pertinentes del país en cuestión han comprado un terreno de cerca de tres hectáreas para acoger la instalación que obligará a comprar este nuevo proyecto.

 

La vía de financiación para este nuevo objetivo también es algo curiosa. Durante los primeros seis años, Iberdrola cobrará al gobierno irlandés un precio fijo, cuya cantidad todavía no se ha hecho pública. Y será a partir del séptimo año cuando competirá libremente en el mercado energético. La base de toda esta energía, que se suministrará por la propia infraestructura eólica de Iberdrola en aquel país, contribuirá a mantener al país anglosajón como uno de los más respetuosos con el medio ambiente en términos energéticos.

 

Gracias a la capacidad con la que contará la batería, se ha estudiado que únicamente con la energía que será capaz de almacenar, podría proporcionar la energía suficiente a todo el país de Irlanda durante 30 minutos, en el caso de que existe una caída generalizada total del sistema. Algo especialmente improbable.

 

Una cifra que demuestra la magnitud que tendrá este proyecto en toda la región. De esta manera, el objetivo final con el que se pretende que cuenta esta batería es que sirva como apoyo para poder subsanar los desequilibrios eléctricos que puedan ir surgiendo en en este país.

 

Un concurso de 120 megawatios en total

El concurso al que se ha presentado la firma de Iberdrola, y de la que ha resultado ganador, se licitaba un total de 120 megawatios. Por tanto, y gracias a los 60 megawatios conseguidos por Iberdrola, han habido dos ganadores más, que se han llevado proyectos de 30 megawatios cada uno, con el objetivo de poder acompañar a la empresa española en esta andadura.

Es importante tener en cuenta que esta será la instalación más grande con la que cuenta el país inglés con unas características similares. Las otras dos baterías, de mucho menor tamaño, no se espera que tengan una repercusión como la de la compañía española.

 

Reforzando la posición en la República de Irlanda

Mediante este proyecto, la compañía de Iberdrola continúa con su objetivo de poder reforzar al máximo su presencia en países extranjeros, siendo la República de Irlanda uno de los grandes objetivos que espera atacar la empresa española para estos años. Una estrategia que se basa en el amplio crecimiento que la firma está proyectando a nivel internacional.