Aislar un edificio para Impedir que escape el Calor

Actualmente, a ningún arquitecto se le ocurre proyectar un edificio sin indicar los métodos de aislamiento en paredes y techos para guardar el calor en su interior.

Pero esto no fue siempre así. Hasta los años 80 los inmuebles se construían planificándolos únicamente para que no se cayeran. Se estimaba los materiales más básicos para cerrar paredes, se distribuían las estancias según modelos establecidos, y listo. Luego el que tuviera frío que pusiera en marcha la calefacción.

Afortunadamente hoy en día cada vez hay más conciencia social sobre el tema del ahorro energético y la necesidad de reducir el envío a la atmósfera las emisiones tóxicas causadas por el exceso de calefacción en el hogar.

Nos estamos dando cuenta de que compensar el calor que se nos escapa aumentando de potencia los radiadores, es lo mismo que tratar de equilibrar el agua que perdemos por un tubo agujereado añadiéndole más líquido.

aislar edificio

Qué hacer para aislar el edificio


Así que ahora se procura cerrar los lugares por donde perdemos la energía en nuestra casa, en vez de intentar compensarlo con parches. Y no hay mejor manera que modificar los cerramientos de fachadas, cubiertas, suelos y medianeras para que retengan el calor generado dentro del hogar y no tengamos que recurrir a fuentes enegéticas añadidas.

Podéis mirar más sobre aislamiento de fachadas.

El buen aislamiento de un inmueble te ayuda a ahorrar en tus facturas a final de mes. Porque no tendrás necesidad de recurrir a la caldera. Además el gasto inicial que debes afrontar lo vas recuperando con el tiempo, lo mismo que si realizas un depósito a plazo fijo.

En internet podemos encontrar muchos artículos con métodos para mejorar el aislamiento de un muro: fachadas ventiladas, sistemas SATE o morteros monocapa en páginas especialzadas, empresas dedicadas a la impermeabilización de cubiertas, etc.

Las administraciones públicas realizan frecuentes programas de información acerca de la necesidad de mejorar la estanqueidad de inmuebles y reparar los problemas de grietas, humedades y desgaste en los edificios antiguos. Así que debemos aprovechar el momento e invertir en mejorar nuestro aislamiento.

Si sales a la calle observarás un gran número de inmuebles revistiéndose de una perfilería metálica con placas aislantes y unas planchas metálicas externas. Ese es el sistema de fachada ventilada, y es el aislamiento más recomendable para que tu vivienda tenga durabilidad en cuanto a su mantenimiento, aislamiento térmico y acústico e impermeabilización ante agentes atmosféricos externos.

One Response

  1. Mr WordPress Junio 18, 2010

Leave a Reply