Tratamiento para la menopausia

Para aquellas mujeres que sufren los síntomas de la postmenopausia así como de la menopausia propiamente dicha, existen diversas opciones y medidas que pueden tomar tanto naturales como de medicina convencional.

La Terapia de Reemplazo Hormonal es muchas veces una buena opción, aunque hay que destacar que puede conllevar algunos riesgos para la salud de la mujer, así como efectos secundarios.

Sin embargo, se ha confirmado que ayuda a aliviar varios de los síntomas menopaúsicos como los sofocos y la sequedad vaginal, entre otros síntomas comunes de la menopausia.

Por ello se debe discutir con el medico tratante sobre los beneficios y riesgos de este tipo de tratamiento, y evaluar los pros y contras en cada caso en particular.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de usar la TRH?

Entre las cosas que el médico debe tener en cuenta antes de decidirse a recetar tratamiento hormonal se encuentran los antecedentes personales y familiares, sobre todo de cáncer y coágulos de sangre, entre otros.

Haciendo una evaluación exhaustiva el profesional determinará si es conveniente o no realizar TRH, con el fin de aliviar los síntomas de la menopausia.

¿Y, qué hay de las opciones naturales?

Sin embargo, también existen muchas medidas que la mujer puede adoptar, totalmente naturales, que le ayudarán en gran medida a aliviar y disminuir los síntomas de la menopausia y los efectos que pueda tener tanto sobre el organismo como sobre la parte cognitiva.

Las medidas naturales son una buena opción como complemento a los tratamientos convencionales, sobre todo porque no presenta normalmente ningún efecto secundario y están en general al alcance de cualquier mujer.

No obstante, lo ideal es siempre consultar con el médico cualquier medida que se vaya adoptar.

El médico debe estar al tanto en todo momento de cualquier medida o medicamento natural que se vaya a probar.

Asimismo, si se está en contacto y se busca el asesoramiento de un médico especializado en medicina alternativa se debe informarle a él cualquier tratamiento convencional que se esté realizando.

Cambios en el estilo de vida

Una opción natural y efectiva son los cambios en el estilo de vida, que incluyen:

  • Modificar los hábitos alimenticios, por unos en los que predominen una dieta sana, natural y equilibrado, libre de alcohol y café (o al menos reduciendo su consumo).
  • Además, consumir alimentos ricos en fitoestrógenos como la soya o el tofú es una muy buena opción para ayudar a mejorar los niveles de estrógenos, ya que los fitoestrógenos son considerados como estrógenos naturales.
  • Incorporar a la dieta vitaminas A, B, C, D, E y minerales como el magnesio, el yodo y el potasio también será de mucha ayuda.
  • Realizar ejercicio físico de manera regular, al menos tres o cuatro veces por semana durante unos 20 a 30 minutos. Con caminar, nadar o andar en bicicleta por 20 a 30 minutos será suficiente para notar algunos cambios y ayudar a disminuir ciertos síntomas menopaúsicos como los sofocos o el estado de ánimo bajo.
  • Adoptar y mantener una actitud positiva también es importante para ello es recomendable realizar actividades que se disfruten como hobbies y/o pasar tiempo de calidad con seres queridos.