La Compatibilidad en la Pareja es Fundamental

Establecer y mantener una relación amorosa estable con una persona es parte de la vida del ser humano, en estas relaciones se suelen compartir tanto momentos buenos como momentos malos, y es por ello que para que la relación de pareja tenga éxito y pueda mantenerse en el tiempo.

Es necesario el compañerismo, el mismo será la base del crecimiento de la pareja, además del crecimiento individual, por medio del compañerismo se fomenta la empatía y el trabajo en equipo, da paso al planteamiento de metas en común y se fortalecen las compatibilidades.

Las relaciones entre dos personas suelen ser un poco complejas, sin embargo siempre y cuando se mantenga vivo el amo, se puede buscar una solución para todos los problemas; una relación exitosa debe ser flexible en algunas cosas y se debe buscar un punto medio entre las opiniones y posiciones de ambos,

Establecer objetivos en común ayudará a fortalecer la relación; si ambos comparten los mismos sueños, puede ser muy sencillo y fácil que juntos puedan alcanzarlos, y en este punto el trabajo en equipo es clave, ya que los dos trabajarían para lograr obtener el mismo resultado, se apoyarían mutuamente.

No Siempre los Polos opuestos se Atraen

La gente comúnmente afirma que los polos opuestos se atraen, y en el ámbito científico puede que esto sea así, pero cuando tocamos el tema de las relaciones afectivas, esta regla no aplica.

Quienes forman una relación de pareja suelen tener ciertos aspectos en común, como por ejemplo sus intereses, situación económica, educación, valores o hobbies.

Cuando se comienza una relación no se suelen tener claros cuales son los objetivos, estos comienzan a tener forma una vez se conoce mejor a la persona con la que se está saliendo.

Para que cada uno de los integrantes de la pareja crezca y desarrolle una mejor versión de sí mismo, no es necesario que se cambie, no hablamos de restar, al contrario se trata siempre de sumar, de construir y crear, pero siempre como un equipo de dos.

Al crecer uno de manera automática la pareja crece, el crecimiento de uno es el crecimiento de otro; claro está que no siempre terminamos con la persona indicada, puede pasar que esa no sea la pareja para ti y es cuando se debe decidir dejarla ir y continuar el camino.

Lo importante es crecer en todo momento y ser la mejor versión de ti, para ti mismo y para tu pareja.