LA FOTOGRAFÍA EN LAS REDES SOCIALES

¿Quién no ha caído ante las redes de las nuevas tecnologías y cada día gasta parte de su tiempo en pensar qué fotografía subir a sus perfiles públicos? Cada vez son más los asiduos a todo aquello que esté relacionado con la imagen, desde el seguimiento de los mejores fotógrafos de moda pasando por la compra de material fotográfico. Y, por tanto, cada vez se publica más información relacionada con el mundo icónico y su vinculación a las relaciones sociales.

En este sentido, principalmente son tres los canales por los que se emiten más imágenes y, por tanto, por donde se difunde más material fotográfico. Lejos queda el tiempo de las ediciones de libros de autor de fotografía que debían de seguir añadiendo ediciones tras el éxito de venta. Ahora, puede decirse, que la notoriedad llega, en muchos sentidos según el número de veces que se ha compartido tu publicación o ha encontrado el aplauso del público a través del ya mítico botón de ‘Me gusta’.

HERRAMIENTAS DE DIFUSIÓN DE IMÁGENES

Junto con las aplicaciones móviles como whatsapp o snapchat, son dos las herramientas, son tres los lugares donde la fotografía se encuentra más presente: el blog de fotografía al uso, Flickr e Instagram. El primero en aparecer en el mundo tecnológico fue el blog, una visión actualizada de los antiguos dossieres fotográficos, una idea que más tarde fue retomada, precisamente por Flickr, uno de los preferidos de los fotógrafos profesionales para mostrar sus últimos trabajos y series.

Los blogs de fotografía tienen ciertas características comunes a los blog clásicos: necesitan de una carta de presentación desde la que saludar a su público potencial y dar a conocer los objetivos de su web y las herramientas de clasificación que se utilizan en este formato para crear secciones en relación con su temática o su estilo. Además, también cuentan con apartados periféricos de búsqueda como son los propios motores de búsqueda dentro del blog o las etiquetas adheridas a cada entrada para facilitar su posterior búsqueda.

Sin embargo, los blogs de naturaleza fotográfica son muy diferentes a los relacionados con la escritura, desde cualquiera de sus perspectivas. Por ejemplo, y resulta el ejemplo más claro, el número de palabras presentes es infinitamente menor en los blogs de fotografía. La palabra cede el protagonismo a la imagen realizada a través de la cámara fotográfica.

Leave a Reply