PREVIOS A TU VIAJE POR CARRETERA

Llegan las vacaciones. Mentalizarse de que vas a tener que conducir varias horas ante el volante, inlcuídas las paradas obligatorias. Días previos con la lista de todo lo que tienes que llevarte: no te vas al fin del mundo, pero mejor ahorrar y hacer uso de lo que tengas por casa. Justo en ese momento es cuando toca hacer una visita a tu taller de confianza y saber que tu coche es seguro para emprender la marcha.

Pero, lejos de olvidarte de preocupaciones, junto con tu maleta y bártulos siempre has ir equipado con un kit que, más o menos, podríamos llamar de emergencia. No, tranquilo, no estamos ante un ataque zombie y tienes que llenar una maleta de estacas de madera para tener las espaldas bien seguras. Se trata de llevar contigo una serie de utensilios a los que poder echar mano.

38

Aunque en las grandes ciudades no es difícil encontrar un área de autoservicio o que la grúa venga a visitarte en caso de emergencia, en carretera no es tan fácil. Es más, puede pasarte que la gasolina se acabe, una rueda pinche o la batería juegue al despiste con tu conducción. Para esos casos, nunca está de más saber que puedes contar con ayuda que llevas incorporada en tu propio vehículo.

QUÉ DEBE LLEVAR TU KIT DE SUPERVIVENCIA

Para viajes cortos no es imprescindible, pero para travesías de más de tres horas de conducción es más que aconsejable hacerte con un kit de supervivencia y no pasar apuros sin necesidad. Uno de los accesorios imprescindibles es el cargador del teléfono móvil. No podemos vivir sin ellos y son de gran ayuda en casos de emergencia.

Además, una linterna de última generación tampoco puede faltar ni el liquido limpiaparabrisas, aceite o refrigerante. La batería a veces nos juega malas pasadas y no nos hará ninguna gracia tener que avisar a la grúa. Por ello, tampoco pueden faltar unas pinzas para la batería ya que nos ayudarán a reanimarla en casos de emergencia. 

En un kit es indispensable que haya un botiquín de primeros auxilios con los fármacos habituales ni tampoco falte la presencia de la cinta americana, esa herramienta que vale para todo. Que levante la mano quien no ha echado mano de ella en múltiples casos. Tampoco puede faltar un compresor de aire. Para saber más sobre estos grandes desconocidos, haz clic aquí.

Leave a Reply