¿DÓNDE ESTUDIAR INGLÉS EN EL EXTRANJERO?

Cuando uno se decide a aprender inglés, sabe que en algún momento de su aprendizaje debe de viajar y tomar clases fuera de España. Incluso los más atrevidos prueban cada año con un viaje diferente para así recibir una inmersión en el idioma de lo más completa. Los destinos pueden ser de lo más variados pero siempre dependerán de las peticiones personales de cada uno.

Al estudiar inglés en el extranjero, la mayoría de alumnos recurren a las islas británicas, la tierra madre del idioma. Su acento, sus costumbres curiosas y su enorme variedad (desde la ruidosa city londinense hasta la tranquilidad de las playas de Brighton) hacen que siga ganando en las apuestas.

Dos de los destinos más reiterados en los últimos años son Estados Unidos, Canadá y Malta, aunque por motivos bien dispares. Mientras que Malta es el alma de la fiesta para los estudiantes más jóvenes, Canadá les proporciona un cosmopolitismo y una herencia cultural más profunda. Sobre Estados Unidos, ¿queda algo qué decir?

Además, desde hace unos años otro destino va tomando cada vez más fuerza: quizás en un primer momento te asuste su lejanía, pero si eres un amante de la naturaleza no puede faltar en tu pasaporte el sello de tu paso por Australia.

113

AUSTRALIA, ESA GRAN DESCONOCIDA

Si uno piensa en Australia sólo recuerda playas, sol y canguros. Una estampa muy exótica pero superficial ante todas las posibilidades que ofrece esta nación de las antípodas. Por ejemplo, pese a contar con poco más de veinte millones de habitantes, cuenta en su haber con siete de las cien mejores universidades mundiales. Una educación de primera para un país de primera.

Precisamente por ello, sus instalaciones y clases cuentan con una gran diversidad de nacionalidades.  Una característica que junto a la calidad de vida y a la asequibilidad, la convierte en un destino de lo más atractivo. Junto a esta actividad estudiantil y popular, no hay que olvidar el enorme paraje natural que contiene en su gran isla.

Playas desérticas en las que practicar el mejor surf del mundo. Un océano en el que zambullirse a descubrir especies exóticas de peces. Desiertos y parques naturales en los que acercarse a animales como el koala, el wombat o el canguro. Una fauna y una flora que convierte Australia en una de las biosferas más atractivas de la Tierra. Y lo mejor: todo ello aprendiendo y mejorando tu nivel de inglés.

Leave a Reply