¿Cómo reparar una caldera de gas?                

Como sabemos una caldera es un artefacto que se utiliza para poder calentar agua a través de un sistema hidráulico de calefacción.

Este sistema permite que el agua sea distribuida por la casa mediante tubos que a su vez irradia calor en los espacios determinados de las casas.

Una vez que el calentador esté funcionando correctamente, es decir, que esté generando calor al agua, ésta regresa a la caldera para volver hacer su proceso siguiendo el ritmo del circuito de circulación.

Las calderas pueden usar combustibles o gas natural. También hay calderas de aceites de combustibles las cuales necesitan mayor mantenimiento.

Probablemente estés visitando este artículo porque algo no está marchando con normalidad en tu caldera, es decir, hay un problema que está impidiendo que el agua se caliente como debe ser de forma habitual.

Aunque también pueden presentarse otros problemas como que la caldera no tiene el mismo poder, el nivel de agua está por debajo del normal o se estén viendo fallas en el termostato o en el piloto.

Así que hoy hemos querido hacer este artículo especialmente para ti, dándote algunos tips para que puedas reparar de forma sencilla cualquier inconveniente que se esté presentando en  tu caldera.

Para comenzar, la primera opción para solucionar cualquier problema de forma inmediata es acudir a personas profesionales que se encarguen en solventar cualquier inconveniente, es por ello que hay instaladores de gas autorizados en Fuenlabrada.

Estos especialistas podrán ayudarte en cualquier duda que tengas, además que brindan excelentes servicios tanto para la instalación como también el mantenimiento de calderas.

Ahora, si decides reparar el problema por tu propia cuenta puedes seguir estos consejos:

Si la caldera no produce calor lo que puedes hacer es reiniciar el piloto, y asegúrate de que el nivel de temperatura esté correctamente ajustada.

Si el problema es que la caldera no está ofreciendo el calor suficiente, lo que puedes hacer es drenar la caldera. Si persiste el problema lo mejor será llamar a un técnico especialista.

Otro problema común es la fuga de agua que se presenta alrededor de la caldera, esto puede ser a causa de una falla en la bomba, o en la válvula de alivio de presión.

Lo que se puede hacer en este caso es apagar la caldera, para revisarla. A continuación descargue un poco de agua por unos 5 segundos mientras se deja que la válvula vuelva a posicionarse. Después de esto la fuga posiblemente desaparecerá.

De lo contrario es recomendable llamar a una empresa donde brinde mejores resultados para el problema.