Algunos tips para organizar las finanzas personales

Te presentamos ciertos tips para organizar tus finanzas personales, y de esa forma mejorar tu estilo de vida.

 

Las finanzas personales se presentan como la alternativa más básica de la economía. Es decir que para poder manejarnos económicamente como adultos responsables es necesario que conozcamos el buen uso de las finanzas personales. Es por eso que acá queremos darte una serie de tips para que comiences a implementar en tus finanzas. ¡Conocé más con el perfil de Twitter de este especialista en finanzas, Christian Silbergleit!

El hecho de organizar las finanzas personales se vuelve una cuestión indispensable para todos nosotros. Todas las personas deben de tener en cuenta cómo ajustar sus necesidades en base a la amplia gama de productos bancarios con las que cuenta, así como con la inversión a un capital privado, o los seguros a los que desee aplicar.

Si después de leer este artículo, seguís interesado en conocer aún más sobre las finanzas personales, te recomendamos visitar esta URL, que te llevará automáticamente a una de las mejores páginas web con conocimientos sobre el tema. ¡Al saber mucho más sobre el tema, seguramente te podrás autodenominar un genio de las finanzas!

Primer Tip: El conocimiento es poder.

Tomarte un tiempo para leer acerca de finanzas personales es una de las mejores inversiones que vas a poder hacer en estos días. El hecho de darle aunque sea un par de horas de tu tiempo a la semana te va a permitir ser una persona mucho más apta dentro de este tema. Por lo que seguramente podrás resolver muchos temas con mayor facilidad que antes.

Artículos,  libros, sitios o blogs de finanzas deben ser como el diario en tu vida: Leer un poco todos los días, alguna noticia de vez en cuando, conocer sobre el mundo y lo que ocurre por fuera de tu pequeña burbuja social. De esta forma, cuanto más sepas acerca de tus finanzas, mayor confianza podrás tener a la hora de administrar tu propio dinero.

También puede haber ciertos momentos en los que necesites cierta ayuda financiera, ya que uno no puede siempre resolverlo todo. A la hora de contratar un especialista, siempre es bueno mantenerse informado. De esta forma podrás evitar que alguien intente timarte o estafarte por el simple hecho de que “no sepas nada”.

Segundo Tip: Realizar el presupuesto de tu vida.

Esto puede sonar muy básico, e incluso medianamente tonto para algunos. Pero es un ejercicio que no muchas personas se encuentran dispuestas a realizar, o lo pueden considerar una pérdida de tiempo. Sin embargo, es una actividad que se vuelve indispensable a la hora de realizar tus propias finanzas personales.

Hay muchas maneras de monitorear tus ingresos y egresos, manejar los gastos mensuales y ver en qué se va nuestro dinero, o cómo lo obtenemos. Actualmente, en esta época cibernética, hay un sinfín de herramientas digitales y aplicaciones para celulares que permiten monitorear las finanzas personales, e incluso muchas son gratuitas.

Sino, también se encuentra la opción de utilizar el viejo y confiable Excel para realizarlo en una de sus planillas. Sin importar la opción que elijas, es algo que debe de volverse rutinario, y adaptarse completamente a tu vida. Destinarle tiempo, energía y dedicación es algo fundamental a la hora de organizar las finanzas.

Tercer Tip: Revisar con regular tu crédito.

El reporte de tu crédito debe de ser algo tan conocido para vos, como la palma de tu mano. Una vez al año como mínimo se debe de realizar revisiones al historial de crédito para confirmar que se encuentra todo en orden. Hacerlo siempre en la misma fecha hará que se vuelva una rutina de la cual a tu mente le será difícil salir.

De esta forma vas a poder tener control sobre qué tan riesgoso sos para recibir un préstamo o no. Y podrás hacerte una idea sobre qué tipo de riesgos vas a poder estar dispuesto a asumir, y cuáles son los que podés abordar para lograr crecer financieramente. De esta forma vas a poder evaluar el rendimiento de la compra de un coche o de una casa a partir de tu crédito.

Lo más deseable y esperable es que tu reporte del crédito se encuentre, año a año, en excelente forma. De esta manera vas a poder encontrarte cualificado y calificado para poder acceder a algunas buenas tarifas a la hora de acudir a algún prestamista. Los bancos se encontrarán más dispuestos a prestarte dinero una vez que vean un buen registro.

Cuarto Tip: Construirte tu propio colchón.

Tener un resguardo en  caso de emergencias es algo con lo que todos debemos contar. Nunca se sabe que puede pasar en el futuro, ni qué desgracias puede traer la vida. Por lo que lo mejor es siempre estar asegurado en caso de tener alguna emergencia. Es por eso que tener un colchón de dinero es una parte esencial de tus próximas y nuevas finanzas.

Este colchón no solamente te va a permitir arriesgarte un poco más o prepararte para el futuro. Sino que a su vez te va a permitir usar ese dinero para los gastos no planeados, o emergencias que puedan aparecer en el día a día. Evitando así un incremento de una deuda o la necesidad de pedir un préstamo para poder salir de un apuro.

A su vez, en cuanto se aparezca la oportunidad, vas a poder invertir a largo plazo sin necesidad de estar preocupándote porque los frutos de tu inversión se encuentren ya disponibles. En este sentido, como pequeño emprendedor siempre es conveniente mantener un colchón de 6 a 12 meses de gastos fijos.

Leave a Reply