Como puedes cuidar tus neumaticos

Debes tener en cuenta que en un coche los neumáticos deben estar en perfecto estado para tener un buen agarre en las vías. Para cambia tus neumáticos al mejor precio te recomiendo llevar tu coche al taller neumaticos de Aurgi, porque allí encontrarás siempre los mejores neumáticos al precio más bajo.

Sin embargo, debes tener presente que el cuidado que le puedas dar a tus neumáticos determinará la durabilidad de los mismos. Por este motivo, el día de hoy he preparado este post, para que puedas saber cómo cuidar tus neumáticos de una forma realmente eficiente.

Consejos para el cuidado de tus neumáticos

Debes tener en consideración que si cuidas las ruedas de tu coche estas podrán tener una mayor durabilidad, y para asegurarte de hacerlo bien sigue estos consejos básicos:

Evita los frenazos

Los frenazos son algo fundamental que debes tener en consideración, en especial porque pueden producir desgastes profundos en tus neumáticos. Por este motivo, lo más aconsejable será evitarlos en todas las circunstancias, conduciendo con mucha precaución.

También debes asegurarte de frenar con suficiente anticipación siempre que se avecine una curva en la vía. Esto evitará que tu coche vaya a derrapar, porque esto podría hacer que se produzca un desgaste profundo en tus neumáticos.

Rota los neumáticos

La rotación es una parte vital en el cuidado, en especial porque así se podrá tener un desgaste completamente parejo. Se recomienda que la rotación se haga por lo menos una vez cada 3 a 6 meses para conseguir un rendimiento óptimo.

Sin embargo, debes hacer el proceso de forma correcta, es decir, rotando los neumáticos de adelante hacia atrás y viceversa. Rotarlos de derecha a izquierda no tendrá ningún efecto positivo, y lo único que conseguirás es que se desgasten de forma dispareja, en especial con un mayor desgaste en los del tren de arranque.

Verifica la presión

La presión de los neumáticos es algo fundamental en especial porque esta debe estar en el nivel indicado por el fabricante de los mismos. Se recomienda estar verificando la presión por lo menos una vez cada 15 días para que esta sea la óptima.

En todo caso, una presión muy baja puede producir graves daños a los neumáticos, haciendo que debas cambiarlos rápidamente. Por otra parte, una presión muy elevada podría producir un gran desgaste e incluso deformación en los neumáticos, por lo que tampoco es recomendable subir demasiado la presión, sino mantener la presión adecuada.