Seguro para celulares: Tips para proteger tu teléfono

Un seguro para celulares es ideal para aquellas personas que se preocupan por sus teléfonos; pero sobre todo, por la información de valor que almacenan en ellos. No lo pienses mucho y protege tus electrónicos con un seguro para celulares; de esos que agentes como, por ejemplo, Falabella tienen para ti.

Existe un sinfín de cosas que le podrían pasar a tu preciado objeto. Desde rayones hasta robos. Definitivamente, la pesadilla de cualquier individuo moderno. Pero no te preocupes, hay muchas formas de evitar que sucedan incidentes como estos.

Si te interesa saber cómo prevenir accidentes que atenten contra la integridad de tu dispositivo y con los datos que en este resguardas, entonces sigue leyendo y descubre la mejor manera de prever episodios desagradables; además de otros consejos para manejar algunas de estas situaciones incómodas.

 

 

 

Ante la fragilidad, busca tus guantes de seda

De acuerdo con un estudio realizado por la empresa Motorola en el año 2016, el 50% de las personas entrevistadas afirmó que se les ha roto la pantalla del celular, al menos una vez. Esta es una realidad para todos los consumidores de tecnología.

¡Pero no te aflijas! Eso no significa que te vaya a ocurrir algo similar. Sé prudente con tus cosas y toma nota: Existen láminas que se encargan de “blindar” el frontal de tu smartphone. Estas vienen en diversos materiales como plástico o cristal; pero la más recomendable es la última, gracias a su resistencia.

Adicionalmente, podrías intentar utilizar una funda estilo billetera. La cual agrega una protección más a la pantalla de tu dispositivo. Esto es muy importante porque, en líneas generales, este tipo de forro no tiende a proteger la pantalla, sino a todo el aparato.

Viste tu móvil para que quede más seguro

Este es un consejo sumamente importante. Pues, muchos tienden a pensar que la función de la ya mencionada funda solo es estética. Sin embargo, Esto no puede estar más alejado de la verdad. ¡Se llama protector! Y como tal, su objetivo principal es evitar que tu teléfono reciba un golpe fuerte, absorbiendo el impacto.

Existen muchos tipos. Claro, el abanico es tan amplio que el debate puede ser complicado. Eso sí, ten en cuenta que sin importar por cuál te decantes, el revestimiento que decidas darle a tu dispositivo, sin duda, le aumentará unos cuantos años más de vida útil.

No te compliques, adquiere uno que se ajuste a las características de tu preciado bien. Y si, adicionalmente, cubre las aberturas del celular -como el puerto al cual se conectan los audífonos o el cargador- mucho mejor. Sin duda, habrás hecho una excelente elección, y tú mismo lo agradecerás.

Tú, y nadie más, tiene la llave

Dentro de todos los males que pueden atentar contra tu equipo electrónico, uno de los peores puede ser perderlo; bien sea por descuido o por hurto. Existen algunas medidas importantes que se pueden tomar en tal caso para proteger tu información personal y tu privacidad.

El bloqueo de pantalla con una contraseña elaborada o con un patrón un poco complicado puede garantizarte que nadie tendrá acceso a tu moderna y portátil “caja de pandora”. Pero como siempre es mejor pecar por precavido que po desprevenido, mejor considera otras acciones de resguardo.

Por ejemplo, usar aplicaciones de localización es una excelente estrategia ante una circunstancia como esta. Algunos teléfonos ya las poseen, pero debes hacer el esfuerzo de registrarte y ponerlas a funcionar. Con ellas podrás ubicar el móvil a distancia e incluso borrar tus datos de él. ¡Todo tiene solución!

Respalda tu información, cuantas veces sea necesario

En una situación de extravío –hipotéticamente hablando- si ya se protegió lo necesario; entonces, hay que enfocarse en la recuperación de la información. Aunque, la tarea se vuelve más sencilla si ya has compartido o enviado cosas a tu nube.

A veces se pueden perder, incluso, archivos primordiales del trabajo o de los estudios, contactos necesarios y urgentes o, también, recuerdos muy preciados para el usuario. Es importante, por eso, actuar con prontitud; porque, en caso contrario, te tocaría asumir la pérdida total de determinado material.

En este caso, se recomienda que, aunque no se crea que vaya a suceder algo, se realicen respaldos de información hasta en algún otro dispositivo, como el ordenador; o se descargue la data en alguna plataforma a la que, evidentemente, se pueda acceder sin necesidad de tener el celular.

Último consejo: Considera obtener un seguro para celulares y cualquier otro aparato tecnológico

Otra alternativa que puedes tomar para garantizarte una respuesta inmediata ante algún problema o desastre es la de solicitar un seguro para tu equipo electrónico. Pues, estos servicios tienden a ofrecer planes donde detallan lo que ellos pudiesen hacer en caso de que se presentasen ciertas situaciones.

De hecho, el servicio no se limita a los teléfonos móviles. También se extiende a otro grupo de artefactos como cámaras digitales, GPS (Global Positioning System), cámaras de video, Notebooks, entre otros. No creas que es una exageración. Ten en cuenta: Lo que aseguras hoy, podrás disfrutarlo mañana.

Los electrónicos que se usan cada vez más forman una parte importante en la vida de los usuarios, cada vez se usan más y se vuelven imprescindibles. Por lo mismo, no expongas todo sin necesidad. Valoriza las cosas y dales el tratamiento que se merecen. El gran beneficiado aquí serás tú. ¡Asegúrate de eso!