Tienda de celulares: ¿dónde comprar el iPhone XS?

Decir que la economía argentina se encuentra en crisis es una obviedad. No obstante, como dicen, a río revuelto, ganancia de pescador. Hoy en día, un móvil tope de gama resulta más barato si se lo compra en una tienda de celulares local que si se lo importa. (Para tener una referencia de precios, te remitimos a esta tienda de celulares).

Tienda de celulares: cambios rotundos en el mercado de la telefonía

Hasta hace poco tiempo, comprar un equipo móvil en el extranjero y traerlo a la Argentina resultaba mucho más económico que ir directamente a un shopping nacional. El ahorro era aproximadamente del 30 % y, en ocasiones, llegaba al 50 %.

Un iPhone X de 64 GB cuesta entre $70.000 y $93.500 (sí, existe esa diferencia dependiendo del punto de venta). Es decir, con el tipo de cambio de 38,7, equivaldría a unos USD 1.809 y USD 2.416. El de 256 GB se puede conseguir por $107.600 (USD 2.780). Ahora bien, en enero de 2018, el modelo de 64 GB costaba, en promedio, $40.000, mientras que el de 256 GB, $ 49.999. Teniendo en cuenta la cotización del dólar en ese momento (USD 18,8), su equivalente en dólares era USD 2.127 y USD 2.659, respectivamente.

Esto ilustra el encarecimiento generalizado de los teléfonos. Naturalmente, él va acompañado de una baja en las ventas, tanto en la cantidad de productos como en el ticket promedio de compra.

No obstante, hay un dato especial: actualmente, comprar, por ejemplo,un Samsung Galaxy S9 en el extranjero y luego importarlo resulta más caro que hacerlo directamente en la Argentina.

Si tomáramos como referencia los precios de los principales puntos de venta, encontraríamos que este equipo cuesta $33.999. Y si tomáramos el tipo de cambio a ARS/USD 39, ese valor equivaldría a USD 871. Mientras que, en los Estados Unidos, este mismo equipo se consigue a un valor que ronda los USD 715.

Se trata de una diferencia de más de USD 100. Sin embargo, para traer ese teléfono desde el extranjero, se debe pagar un impuesto del 50 % sobre el precio final, con lo cual, hoy resulta notoriamente más económico comprar celulares tope de gama acá.

En adición, las empresas de celulares y telefonía deberán invertir en publicidad y, sobre todo, en promociones, a fin de revertir los efectos de la recesión económica. Con lo cual, una vez que llegue el iPhone XS a este país, la mejor opción probablemente sea comprarlo en cualquier tienda local.

Primeras noticias concretas sobre iPhone Xs, el iPhone Xr y el Apple Watch Series 4

En una tienda de Cupertino, se presentaron tres nuevos teléfonos y un reloj: el iPhone XS, el iPhone XS Max, el iPhone XR y el Apple Watch Series 4.

Luego de la presentación, Apple mostró los nuevos equipos a la prensa. Y esto es lo primero que podemos decir luego de que se permitiera probarlos durante una hora.

iPhone XS y XS Max

 

 

Externamente, el XS apenas se distingue del actual iPhone X (está disponible en color dorado y cambian un poco las curvas de la carcasa). Y… ¿por dentro? Se trata de un teléfono completamente nuevo.

El chip A12 promete eliminar a cualquier competidor en el mundo de la telefonía móvil, al menos en lo que queda de este año y hasta que Samsung mueva el tablero.

Apple asegura que su nuevo chip es 40% más potente que el A11. Lo mejor del A12 son las funciones y las rutinas de aprendizaje automático e inteligencia artificial, cuyo efecto impactará en muchas de las aplicaciones y de los servicios y prestaciones.

Por su parte, la cámara es la otra gran sorpresa. Al aumentar el tamaño de sensor se, comporta mejor en escenas con poca luz. Además, se agregaron nuevos modos de disparo capaces de obtener fotos mucho más parecidas a las que solemos atribuir a cámaras profesionales.

Gracias a la ayuda del procesador A12, por ejemplo, la cámara del iPhone puede aplicar un efecto retrato súper realista.

También cuenta con una función que permite alterar la simulación de apertura en este tipo de retratos, con lo cual se logra desenfocar más o menos el fondo detrás del sujeto, algo que hasta ahora solo se podía hacer, con eficacia, mediante apps de terceros.

Pero eso no es todo. Hay algunas sorpresas más. Y tal vez las más llamativas sean que el FaceID es mucho más rápido y que el teléfono gana una hora y media de autonomía, aparte de tener soporte para doble SIM.

 

Junto al iPhone XS, Apple lanzará un modelo de pantalla más grande, el XS Max, pero con las mismas prestaciones de procesador y cámara.

En la mano se siente como un buen compromiso entre ergonomía y tamaño, con 6,5 pulgadas de pantalla, pero lo suficientemente estrecho para que no resulte ingobernable al usarlo con una sola mano.

Este tamaño de pantalla y la ausencia casi de marco supone un soporte ideal para videos, fotos y juegos, que encuentran un buen aliado en el nuevo procesador A12 Bionic.

Otra característica distintiva es la muerte del botón Home (ahora toda la pantalla es táctil y no trae sensor huellas). El reconocimiento facial pasa a ser la norma en el futuro de Apple.

Ahora bien, ¿cuándo estará disponible el iPhone XS en la Argentina? No hay noticias al respecto. Supuestamente, los precios arrancarían en torno a los USD 850.