Un tatuaje de por vida de un ex amor, ¿buen recuerdo o mejor borrón y tinta nueva?

¿Quién no ha hecho locuras por amor? Coger un tren para ir a visitar a la persona amada, dedicarle canciones en vivo, gastarse todos los ahorros en las entradas del concierto de su cantante favorito… Todos tenemos una anécdota graciosa que recordar. Quizás surtiera efecto y a día de hoy seguimos con esa persona o por  el contrario no funcionó pero nos queda un bonito recuerdo y algo de lo que reírnos.

La cosa cambia cuando  acude  gente a nuestro centro de eliminación de tatuajes en Madrid con el nombre de un ex tatuado en pleno brazo. Ese tatuaje es fiel reflejo de un momento en nuestra vida  en el que estábamos llenos de adrenalina, en las nubes y pensábamos que nuestro amor iba a durar para siempre.

Suele pasar que al  cabo de los años nos vemos  con un nombre en nuestra piel, en negrita, recordándonos una historia que quisiéramos olvidar. Nos quedan dos opciones, o hacer un cover del tatuaje o eliminarlo.

Pero no somos los únicos que pecamos de mortales, las estrellas del cine, de la música o de la publicidad también tienen su corazoncito y han sucumbido a la tinta eterna para reflejar el amor que sentían por su pareja.

Estos son algunos de los famosos que han llevado el “borrón y cuenta nueva” a rajatabla borrándose el tatuaje que iba a ser prueba de amor eterna.

¿Quieres saber de quién hablamos? Sigue leyendo:

Angelina Jolie

No hay nadie en el mundo literalmente que no conozca a la guapa Angelina Jolie. Es además una de las actrices que luce con más orgullo sus tatuajes pero hay uno en concreto que quiso borrar a base de láser.

Se lo hizo concretamente cuando estaba con su ex Billy Bob Thorton, y no es que precisamente fuese discreto sino que ponía en grande ” Billy Bob “. Por lo cual, una vez superada la ruptura decidió borrarlo y tatuarse en su lugar las coordenadas del  lugar en el que nacieron sus familiares.

Eva Longoria

Otra de nuestras actrices favoritas, su amor por el jugador Tony Parker era tal que decidió tatuarse tres veces en su honor, el 9 que llevaba de dorsal, la fecha de su matrimonio y las siglas de ambos. Dos años después de que terminasen ninguno de los tres tatuajes  seguía en su piel.

Denise Richard

El culpable de que Denise se borrase su tatuaje es el actor (muy bueno por cierto) Charlie Sheen, que no fue capaz de conquistar su amor y hacer de él una historia para llevar tatuada.

Marc Anthony

Le toca el  turno a los hombres ya que ellos también se enamoran y cometen locuras. En este caso le entendemos perfectamente porque la culpable de que perdiese la cabeza no es otra  que la impresionante cantante Jennifer Lopez, cuyo nombre decidió tatuarse.

¿Qué pasó? Que el amor se acabó y Marc decidió pasarse por un centro de eliminación de tatuajes como el nuestro en Madrid.

50 Cent

Los malotes también se equivocan, en este caso el rapero decidió eliminarse un par cansado de tener que maquillarlos cuando acudía a rodar. ¿Sería alguno de un ex amor?

Justin Bieber

Si hay una historia de cine es la suya con Selena, muchos de nosotros pensábamos que acababa en matrimonio, pero…no pudo ser. Esta vez el ángel que llevaba en su antebrazo no desapareció del todo sino que decidió aclarárselo un par de tonos. ¿Será porque no la ha olvidado del todo?

Johnny Depp

Nuestro pirata más famosos disfrutaba robando corazones hasta que le robaron el suyo, en honor a esa proeza decidió tatuarse en sus nudillos la palabra SLIM (delgada) el apodo de Amber Heard. Pero al acabar tan mal la historia (le denunció por malos tratos) ha transformado su tatuaje en SCUM (escoria), ¡ups!.